Anhedonia Sintoma de Ansiedad

¿Has perdido la ilusión de vivir? ¿Parece que ya nada importa?, Quizás padezcas de Anhedonia, un síntoma de la Ansiedad.


  • Las cosas que antes te gustaban, ya no te divierten.
  • Salir con los amigos es cada vez más pesado, ahora prefieres descansar en casa.
  • Viajar, antaño un placer, ya no te llena.
  • Aquellas comidas que tanto te apetecían, ahora no te gustan.
  • Tienes inapetencia sexual.
  • Nunca es un buen momento para las caricias.
  • Notas una total ausencia de vitalidad.
  • ....

Probablemente sufras de anhedonia, en algún grado.

La palabra anhedonia viene de la palabra del griego antiguo Hedoné, que significa placer. Con anhedonia se describe lo contrario al placer, en concreto: la ausencia de placer.

Anhedonia sintoma Ansiedad
El trastorno Anhedonia está recogido en el Manual de Diagnóstico de los Trastornos Mentales (DMS) como – traducción literal – “la falta de interés o placer “, a lo que se tendría que añadir “en todas o casi todas las actividades”.

Este trastorno puede presentarse con distintos niveles y, se ha hecho especialmente significativo, por ser un síntoma, un indicador, que alerta sobre la posibilidad de trastornos del espectro esquizoide o autista.

En el contexto de este blog, la anhedonia es un síntoma, una alerta, un indicador del trastorno de ansiedad.


Anhedonia



A lo largo de la historia, se ha considerado que la gente que padecía de anhedonia era:

  • Un trastorno que hacía que la gente que lo padecía, tenía una especie de cortocircuito mental que impedía que fueran conscientes del disfrute de las actividades placenteras, esto es: sí disfrutaban pero eran incapaces de razonarlo y ser conscientes de lo que les estaba ocurriendo.

  • Las personas que padecen de anhedonia, aún sintiendo placer y siendo conscientes de ello, son incapaces de expresar lo que sienten, luego sólo ellos son conscientes de lo que les da placer.


En la actualidad se considera anhedonia como ”la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades

En la vida hay cosas que resultan placenteras y otras que no, pero no podemos obviar que en ello tiene que ver mucho la cultura; lo que para unas culturas es placentero para otras no tiene porqué serlo: en España suele gustar el ajo que aborrece la cultura inglesa, por tanto el disfrute del placer de la comida no será igual.

Lo que define la anhedonia es la pérdida de satisfacción (placer) por las cosas que antes sí que nos lo producían, una pérdida generalizada, que afecta a todas o casi todas las cosas con las que antes encontrábamos satisfacción.

Las escalas de medición tradicional de anhedonia (nunca publicadas de forma oficial pero sí ampliamente utilizadas) tratan de evaluar los tipos de anhedonia: la Física, en relación con la capacidad de sentir placer con los estímulos físicos: comida, caricias, sexo, olor, etc. y la Social, que se relaciona con la capacidad de sentir placer en la relación interpersonal: charlar con los amigos, viajar en compañía, compartir sentimientos, etc.

En la actualidad también se intenta evaluar el grado de anhedonia a partir de diferenciar el grado de placer que se obtiene al preparar las cosas placenteras, el placer que se obtiene por el deseo de participación (anhedonia motivacional) y el que obtenemos al realizarla efectivamente (anhedonia consumatoria).


Anhedonia: Causas.



El trastorno de ansiedad puede describirse como un temor anticipatorio. Los síntomas que acompañan a este trastorno suelen resultar incapacitantes, el dolor asociado a muchos de ellos, las modificaciones en la manera de razonar y los cambios de comportamiento no son nada gratos. Las personas que padecemos de trastorno de ansiedad solemos volvernos hipervigilantes, estamos constantemente leyendo nuestro cuerpo y cómo nos sentimos buscando las señales de alarma, alerta, malestar, etc.

Como cuando te duele una muela y la lengua (que por ello la llaman indiscreta), de manera consciente o inconsciente va a buscar, a hurgar, a recordarnos el dolor; de la misma manera las personas que padecemos de trastorno de ansiedad buscamos y rebuscamos, sentimos y nos escuchamos, nos centramos totalmente en nosotros.

Esta concentración hace que no podamos prestar atención al resto de cosas: la gente nos habla y parece que no escuchamos – de hecho no lo hacemos pues estamos pensando en otras cosas -, difícil es que disfrutemos de la comida como antes cuando tenemos sensaciones de vómito, complicado disfrutar de una buena película en el cine cuando tenemos sensaciones de vértigo, etc.

Estas señales se pueden inducir como que se ajustan a la definición de anhedonia: la falta de interés o placer en todas o casi todas las actividades.


Las investigaciones demuestran que sí existe una componente física relacionada con la anhedonia. Existe una sustancia química en nuestro cerebro llamada dopamina, esta sustancia es un neurotransmisor y su carencia se relaciona directamente con la anhedonia (entre otras cosas). El consumo de drogas y, el que a nosotros nos atañe, de antidepresivos o ansiolíticos, puede provocar la disminución de esta sustancia.

La anhedonia es frecuente, por tanto, en drogadictos, personas en periodo de abstinencia y,..., personas con trastorno de ansiedad en tratamiento farmacológico.


Anhedonia: Cura.



El objeto de este blog (que es la ansiedad y como se cura) siempre ha sido informar sobre el trastorno de ansiedad y discutir y divulgar las distintas herramientas de las que disponemos para curar la ansiedad. En realidad los que padecemos de trastorno de ansiedad, como de cualquier otra enfermedad, en lo que estamos realmente interesados es en conocer como se cura la ansiedad.

Cuando hablamos de anhedonia en la ansiedad, estamos refiriéndonos a un síntoma. Algo que no podemos olvidar es que, en este contexto, la anhedonia no es un trastorno en sí: en la ansiedad, la anhedonia es un síntoma de que algo no funciona bien. No podemos curar el síntoma, no podemos apagar la alarma, debemos apagar el fuego, debemos curar la ansiedad para que la anhedonia desaparezca.

Cuando la anhedonia venga motivada por el consumo de ansiolíticos y/o antidepresivos, este será un síntoma que tenderá a desaparecer cuando suprimamos estos medicamentos y nuestro cuerpo vuelva a producir dopamina en las cantidades necesarias.

Cuando la anhedonia, la falta de interés o la incapacidad de disfrutar de aquello que antes sí nos daba placer, venga motivada por la presión a que nos someten los demás síntomas de la ansiedad, la solución pasará por reducir la ansiedad, por curar la ansiedad. Con la cura de la ansiedad desaparecerán sus síntomas y, como uno más de ellos, la anhedonia.


Cuando padeces de trastorno de ansiedad, la anhedonia puede hacer que tu vida te parezca que ha perdido todo su sentido, que ya no puedes disfrutar y que esto no va a cambiar. Nada más equivocado, tus sentimientos de ahora son totalmente pasajeros, sólo necesitas combatir la fuente: necesitar saber como se cura la ansiedad y así vencer este síntoma tan molesto.

Si pese a los consejos que te estamos ofreciendo en esta página, consideras que tu recuperación no es lo suficientemente rápida, te proponemos que visites el producto garantizado y probado que te recomendamos a continuación.

Recuerda que tu puedes recuperar tu vida y volver a disfrutarla en plenitud, tan sólo

Haciendo Clic en la Imagen de Abajo.


Libro  Vive sin Ansiedad - art. Anhedonia