Combatir la ansiedad: Paradigmas mentales

Combatir la ansiedad implica modificar nuestros paradigmas mentales; cambiar nuestra manera de pensar para lograr combatir la ansiedad de manera real.

En el artículo que es la ansiedad y como se cura describimos la ansiedad como un sistema normal de defensa del ser humano que se ha estropeado.

Paradigmas Mentales - Combatir la Ansiedad
La pregunta de por qué se ha estropeado tiene como respuesta normal el que las personas que padecemos trastorno de ansiedad hemos tenido algunas situaciones (de manera consciente o no) a las que no hemos sido capaces de adaptarnos, de asimilarlas correctamente y esto ha producido que nuestro sistema se estropee y ahora perciba situaciones de peligro donde no las hay.

Para combatir la ansiedad deberemos modificar nuestra manera de percibir la realidad. Un punto que es especialmente difícil: la manera en la que percibimos la realidad, normalmente, no es algo consciente, es el producto de nuestra educación, nuestro aprendizaje y de los sucesos que nos han marcado.


Pensemos en la siguiente situación:
En nuestro País sólo existen billetes de 100 y de 50 dólares, euros, pesos o de la moneda que sea.
Tenemos que pagar un objeto y su precio es de 150 pero, además, tenemos que nos han dicho que sólo podemos pagar con 2 billetes y uno no puede ser de 100.
¿Cómo lo resolvemos?



Con el paso de los años nuestras experiencias se asientan y nuestros razonamientos se hacen menos flexibles, con lo que damos por ciertos e inamovibles nuestros pensamientos.


La respuesta a la consulta anterior supone romper un paradigma mental:

La restricción que nos imponen es que uno de los billetes no sea de 100 por lo que asumimos que no lo puede ser ninguno, lo cual es un error: le daremos un billete de 100 y uno de 50 – este es el que no es de 100.
Otro problema: ¿Cual es el animal que come con el rabo?



Aunque nos cueste deberemos aceptar la realidad de que nuestra manera de razonar es la que nos ha conducido a la situación en la que estamos: Estamos percibiendo peligro donde no lo hay y, por tanto debemos volver a la forma de razonar considerada “normal”.


La respuesta al problema anterior vuelve a tener que ver con nuestra manera de razonar: en este caso asumimos que cuando nos preguntan por el animal, sólo hay uno, cuando pueden haber más. Además percibimos que nos están diciendo que utilizan el rabo como órgano para comer, cuando la respuesta es:

Todos los animales comen con el rabo,..., ninguno se lo quita para comer.



Por supuesto los dos ejemplos que hemos puesto están diseñandos para que no sepamos la respuesta, aunque sea obvia una vez se sabe. En este caso se han puesto para ilustrar una realidad: nuestra manera de pensar ni es la única ni es necesariamente la acertada y, puesto que es la que nos ha conducido a la situación actual, deberá ser modificada para combatir la ansiedad.


Vamos con el último:
¿Qué es aquello que nunca se nombra, pues con sólo nombrarlo se rompe?

El Silencio.



La modificación de nuestra manera de pensar, la ruptura de nuestros paradigmas mentales es un proceso difícil, un proceso en el que:

  • Primero deberemos reconocer que existen otras maneras de pensar.
  • Segundo deberemos conocer cuales son esas maneras: hablar con otras personas, leer, etc. nos las mostrarán.
  • Tercero deberemos re-evaluar nuestra manera de pensar, sin dar nada por sabido.


En este proceso como vemos nos puede ser de mucha ayuda el apoyo y las opiniones de los demás.



En conclusión, en la segunda parte de que es la ansiedad y como se cura: para combatir la ansiedad debemos tener modificar la manera de pensar, de percibir la realidad hacia una percepción que no nos sea dañina, asumiendo que un cierto nivel de ansiedad no sólo es deseable sino beneficioso.